Lecturas, meditaciones y oraciones 20 de marzo

Lecturas: Josué 1 & Salmo 1 & 2ª Co. 10: 1-5

Meditación: Fundamentalmente, la espiritualidad cristiana difiere de la espiritualidad oriental en que esta busca vaciar la mente mientras que la espiritualidad cristiana desea llenarla de pensamientos y verdades que hallamos en la Palabra de Dios. Por eso todo tiempo de oración debe nutrirse de la Palabra, porque deseamos “conversar” con el Padre en la intimidad de nuestra oración. Siendo esto cierto, también es verdad que, en ocasiones, el ruido que nos envuelve no nos permite acallar nuestra mente agitada. Nuestras modernas formas de comunicación son a la vez potentes formas de distracción. También necesitamos vaciar la mente de mil distracciones y recogernos en la oración que dialoga con el Señor. Ya se habla de otra infección, una infección de mensajes, comentarios, opiniones, videos, fotografías…Hagamos callar a la mente para que hable el corazón.

En tu ley está mi delicia y en ella medito de noche y de día” (Sal.1:3)

Llevemos todo pensamiento cautivo a los pies de Cristo” (2ª Co.10:5)

Demos gracias a Dios por los médicos y los sanitarios que durante estos días están siendo llevados al límite de sus fuerzas. Oremos por los más de 500 que ya han sido contagiados por cumplir con su deber. La enfermería moderna la fundó una hermana en Cristo (F. Nigthtingale) y la profesión médica es preciosa a los ojos del Creador. 

Oremos por todas nuestras iglesias hermanas en nuestro país, y todos los hermanos que durante estas semanas han tenido que suspender sus reuniones. Oremos y mantengamos el contacto con aquellos que conocemos, intercedamos por los hermanos infectados yo en cuarentena. 

Oremos por las pastores, diáconos y ancianos que durante esta crisis deben incrementar sus atenciones y gestiones. Que Dios cuide de su salud física y emocional, que sepan gestionar su estrés, y que todas las alternativas que puedan implementar para mantener la comunión de la iglesia local sean bendecidas por el Señor.